Loading...

sábado, mayo 19, 2007

Conferencia pronunciada por el fundador sobre el Aikido

A lo largo de la historia, numerosos profesores de religión y filosofía han aportado su mensaje de verdad y han hablado del poder último de la Armonía. Sin embargo... ¿porqué han resultado victoriosos quienes han entablado una lucha encarnizada contra esta Armonía, sirviéndose de la fuerza destructiva del Budo?.
Pocos pensadores y filósofos supieron expresar esta verdad con todo su ser. Sus teorías, formuladas sólo en palabras, no podían educar sino la mente. La verdad no es lógica.
Para descubrir esta verdad y alcanzar este poder último, es necesario emprender tres formas de entrenamiento simultáneo:
Debéis entrenar vuestra mente para estar en Armonía con los movimientos del Universo.
Debéis entrenar vuestro cuerpo para estar en Armonía con los movimientos del Universo.
Debéis entrenar el Ki, la fuerza del alma que unifica el cuerpo y la mente para estar en Armonía con los movimientos del Universo.
Si la mente está en Armonía con el Universo las palabras tienen que estarlo también. Las palabras deben estar unidas con el Kami.
Seguidamente, los movimientos del cuerpo y la mente han de armonizarse con las palabras . Este es el secreto que el Budo me ha enseñado.
Me he dado cuenta que el cuerpo y la mente deben estar unidos por el Ki antes de incorporarse al Universo.
A través de esta milagrosa función del Ki, el cuerpo y la mente pueden unirse y, en virtud del entrenamiento, comprendereis la Unidad Universal. Entonces vuestra mente será límpida y vuestro espíritu irradiará salud. Os será posible resolver todos los conflictos y convertir a esta tierra en un mundo de paz.
Pero si se utiliza incorrectamente esta función milagrosa del Ki, el cuerpo y la mente zozobrarán en el desorden y el Universo se devendrá en caos.
Es esencial que mente, cuerpo y Ki estén en Armonía con los ritmos del Movimiento Universal.
El Aikido es la Vía de la Verdad. Y el entrenamiento del Aikido sirve para expresar la esencia de la verdad en la vida cotidiana. Es una expresión que genera el poder del Kami. Cualquier teoría en sí misma es inútil, debe ser llevada a la práctica. Con entrenamiento, la fuerza de la verdad se expande a la mente yel cuerpo y el Aikido los unirá con el Universo gracias al Ki.

0 comentarios: