Loading...

martes, agosto 15, 2006

Reencarnación - guardian del Templo

"Existe una antigua leyenda China en la que se afirma que el Shar-Pei es la última reencarnación como animal y que en su próxima vida será un ser humano."


Existen varias versiones sobre el origen de su nombre pudiendo significar piel arrugada, piel de arena, perro de pelea, perro-hipopótamo, etc. Su piel forma arrugas que lo hacen característico, ésta queda determinada desde cachorros, para, posteriormente, estirarse según va creciendo el cuerpo. La historia de esta raza de perros se remonta a la milenaria China, sobre todo en los pueblos que lindaban con la costa de la China Meridional. Cuenta la leyenda que los Shar pei fueron declarados perros sagrados de la dinastía Han. Esta especial consideración evitó la desaparición del shar pei, pues su carne es muy apetecida.


Al desaparecer la dinastía, los perros pasaron a ser perseguidos. Los monjes budistas los llevaron a los monasterios, donde pudieron preservarlos de la extinción. Desde entonces están considerados "ahuyentadores de los malos espíritus" y guardianes de los templos. Aún les deparaba un futuro no muy esperanzador, cuando el comunismo de China a mediados del siglo XX, que consideraba a los perros domésticos como un lujo, comenzó a imponer multas a sus propietarios. No habiendo suficiente se creó un decreto dictado por Mao Zedong en el que se ordenó ejecutar a todo tipo de perros, pudiendo tenerlos exclusivamente la clase privilegiada. Gracias al contrabando en China y sus proximidades y con el tiempo, consiguieron llevarlo a Hong Kong y tuvieron libertad para seguir preservando esta raza. Aproximadamente a finales de los 1960s se consiguió exportar a Estados Unidos, comenzando una expansión a occidente de forma progresiva; al principio se llegó a declarar por el "Libro Guinness de los Récords" como el perro más caro y raro del mundo en el año 1980, para después, con dicha expansión, ha llegado a ser un perro doméstico al alcance de todos.


0 comentarios: